Grafología

grafología

Grafología es el estudio que permite hacer un análisis de la escritura de una persona para identificar rasgos psicológicos o emocionales que incluyen su personalidad carácter tipo de inteligencia e incluso aptitudes profesionales.

Ninguna persona en el mundo tiene una escritura idéntica a otra, ni siquiera los gemelos idénticos que comparten rasgos genéticos tanto de la forma de sus manos como de si son zurdos o diestros, por lo que un grafólogo puede analizar un texto de una persona en busca de indicios que le permitan descubrir su nivel de equilibrio psicológico y mental.

¿En qué casos se puede necesitar un análisis grafológico?

En el mundo empresarial actualmente se utiliza mucho el análisis grafológico para conocer la personalidad de un candidato a un puesto de trabajo. Existen algunas personas que han logrado disimular su lenguaje no verbal, de tal forma que pueden corregir posturas, forzar una expresión en su rostro, disimular tics, y realizar otras actividades para tratar de esconder sus rasgos psicológicos sin embargo, estos prevalecen en los rasgos grafológicos de su escritura, por lo que se puede hacer un análisis detalles de los mismos, sabiendo si esta persona, cumple con las características que se necesitan para desarrollar su labor.

Debido a este tipo de características, la grafología puede utilizarse en el ámbito judicial para ayudar a identificar, por ejemplo, el grado de agresividad de una persona, sus posibles trastornos sicológicos, enfermedades mentales o los rasgos más fuertes de su personalidad, como altivez, inclinación por el arte o la ciencia, preocupación por el futuro, etc.

También se puede comprobar la compatibilidad de caracteres entre dos personas realizando un análisis caligráfico, lo que ayuda mucho en el caso de las parejas que quieran tener este tipo de estudio, o también para saber si una persona, por ejemplo, se llevará bien con su jefe, o si tiene una actitud adecuada para trabajar en equipo, o para liderarlo.

Por esta razón los servicios de un perito grafólogo pueden ser solicitados tanto en el área de recursos humanos como en la judicial e incluso, de ser necesario en la forense, debido a que puede llegarse a determinar cual era la personalidad de alguien que haya dejado escritos en las escenas del crimen.

¿Qué rasgos de la letra se analizan en un examen grafológico?

Existen muchos rasgos que se pueden analizar en un examen grafológico, pero principalmente te podemos indicar que, el tamaño de la letra, suele indicar el nivel de autoestima, por lo que, si la letra es muy grande, indica que la persona analizada tiene una gran necesidad de llamar la atención.

Si es muy pequeña, indica que la persona tiene un pobre concepto de sí mismo y es posible que las relaciones interpersonales no se den muy bien, no porque no lo desee con vehemencia, sino por que su personalidad suele ser aislada e introvertida.

La forma específica de la letra exactamente muestra al grafólogo el comportamiento cultural, por ejemplo, si la letra tiene varios ángulos quiere decir que la persona no transige fácilmente, dando más importancia a la razón que a los sentimientos. Por el contrario, si los rasgos de la letra son muy estilizados y con adornos indica que la persona es segura de sí misma y además tiene un orgullo muy fuerte, por lo que es posible que sus relaciones con otras personas sean un poco difíciles, pero siempre tenderá a ser líder, incluso rayando con el querer controlarlo todo.

En un análisis grafológico se puede determinar la distribución espacial de la letra y por tanto la capacidad de organización del tiempo. Si una persona escribe con las letras muy cercanas, muestra que tiene una capacidad lógica y si las separa, indicaría que tiene la capacidad de analizar por separado los detalles de sus experiencias vividas, dando una muestra bastante acertada de su personalidad.

¿Qué diferencia hay entre un perito calígrafo y un perito grafólogo?

Bueno, la verdad es que ambos técnicos comparten estudios de análisis bastante similares en un acercamiento inicial, ya que ambos analizan la letra tanto en escritos como en firmas, pero con una finalidad diferente.

Un grafólogo puede analizar la personalidad a través de la firma, mientras que un perito calígrafo puede verificar si la misma es real, es decir, si es realizada por la misma persona. Como puedes ver son dos orientaciones diferentes, pero que pueden ser complementarias, dependiendo del caso, pues si ambos determinan rasgos similares pueden influenciar bastante sobre las determinaciones que se tomen, particularmente en los estrados judiciales.

¿Cuánto puede cobrar un perito grafólogo?

No te podemos dar en el momento una tarifa exacta, pero lo cierto es que depende de los análisis que deban ser realizados y de los resultados que se soliciten. En general, los precios tienen una base determinada en cada país y que puede incrementarse dependiendo de para qué sea requerido el análisis, pues esto es lo que determina tanto la amplitud del informe como la profundidad del mismo.

¿Los análisis grafológicos son muy demorados?

Realmente no, ya que más que todo analizan los rasgos de la personalidad, sin necesidad de cotejarlos con otra persona a menos que sea realmente solicitado. En cuyo caso puede extenderse un poco, pero será cuestión de unos cuantos días.

Obviamente también depende de la cantidad de casos solicitados o datos acumulados, por lo que es común que su entrega se haga rápidamente.

 

Como ves la grafología es bastante interesante, puede ayudar a determinar rasgos de personalidad para ubicar a los trabajadores en cargos de acuerdo a su forma de ser, aclara situaciones que incluso pueden indicar si dentro de su personalidad existe un líder innato y por supuesto, puede demostrar si un individuo, sufre de rasgos de disociación de la personalidad o lo que comúnmente se conoce como personalidad múltiple, (valga la redundancia).

Si necesitas alguno de estos servicios, no dudes en recurrir a un perito grafólogo, ya que los informes te darán una gran luz sobre las personas analizadas y podrás tomar decisiones más acertadas.