Perito Judicial Calígrafo

perito judicial calígrafo

Mi Perito Calígrafo es una web profesional dedicada al ámbito de la Pericia Caligráfica. También se realizan trabajos de Documentoscopia y Grafología Personal y Empresarial. Vea precios y tarifas.

Mi filosofía de trabajo es la honestidad del trabajo bien realizado, la imparcialidad en el estudio de la caligrafía y el seguimiento constante de cada caso hasta su resolución definitiva. Mi trabajo no termina con la entrega del informe pericial, defenderlo en un juicio es tarea fundamental del Perito Calígrafo. 

 

Grandes Profesionales Para Grandes Soluciones

mi perito calígrafo grande profesionales

Mis Servicios en Pericia Caligráfica

Mi servicio de Pericia caligráfica incluye el proceso y estudio de textos completos, la realización de cuerpos de escritura, el análisis de graffitis, el estudio de firmas, testamentos ológrafos y cualquier tipo de manuscrito. Todo signo estampado a mano es susceptible de ser analizado por un Perito Calígrafo, así que nuestro ámbito de actuación es variado y se nos requiere para muchas estudios de múltiple índole. Al Perito Calígrafo también se le ha conocido como el Perito en Firmas.

Pericia Caligráfica

Documentoscopia


Manuscritos

Testamentos


Firmas

Graffitis


¿Qué es la Pericia Caligráfica?

El primer punto a tratar, lógicamente es conocer qué es la Pericia Caligráfica y su ámbito de actuación.

 

Dependiendo del país o de la bibliografía consultada, nos encontramos con distintos términos como Pericia Caligráfica, Grafística, Grafocrítica, Grafotécnia, Grafoscopia, etc. Expresiones que encierran todas ellas el mismo fin de realizar el examen y cotejo de escrituras bajo el grado de investigación judicial.

 

Por Pericia Caligráfica se entiende, en términos generales el estudio de la escritura aplicada a la investigación criminal, en el sentido de observar y comparar las letras para determinar el autor de una escritura - firma cuya autenticidad se pone en duda. Se trata pues de una técnica que se centra en el estudio e identificación de las escritura y firmas con el fin de terminar la autenticas o falsedad de la autoría de las escritura y firmas en documentos dubitados. Entendiéndose como documentos todo soporte o superficie material que contiene una escritura (papel, pared, suelo, etc.). Para ello se aplican diversos métodos y técnicas con el fin de estudiar de manera integral y completa los documentos en su aspecto material.

 

El ámbito de aplicación de la Pericia Caligráfica es principalmente el ámbito judicial. Aunque también un campo importante de actuación es en las entidades bancarias. Sin descartar las solicitudes de informes por parte de todas aquellas personas físicas y jurídicas que por su desarrollo profesional o particular requieran a un experto en escrituras, firmas y documentos. En la actualidad, también se está aplicando a la autentificación de firmas de obras de arte,. La escritura o firma cuestionada se encontrará en documento - soporte. Importante es determinar que autoría de la firma y las conclusiones emitidas serán correctas siempre y cuando se haya realizado un estudio exhaustivo del documento en su conjunto, no ajustándonos únicamente el estudio de la parte escrita o firmada sino a un estudi9o minucioso de todo el documento en su totalidad.

La Documentoscopia como ciencia auxiliar

La Documentoscopia es una ciencia auxiliar de la criminalística orientada al estudio de los documentos en general, sus características, formas de confección, autenticidad y las posibles alteraciones que presentan (borrados, añadidos, raspados, enmiendas, etc.), así como también la investigación de manuscritos o firmas en ellos contenidos con el fin de determinar la autoría de los mismos.

 

La Documentoscopia abarca el estudio de:

  • Manuscritos: integraría el estudio tanto de textos como de firmas, siendo un campo muy amplio, incluyendo desde el anónimo con amenazas, la escritura de cumplimentación de un cheque, la escritura de un parte amistoso de accidente de tráfico, cumplimentación de solicitudes de testamentos ológrafos, sobres, recetas médicas, pintadas en paredes, en coches en el suelo, grafitis, dedicatorias en instrumentos de colección, etc. y firmas en todo tipo de soportes.
  • Documentos mercantiles: con el fin de determinar la autenticidad o cualquier tipo de manipulación fraudulenta que hayan sido objeto, cheques bancarios, cheques de viaje, letras de cambio, pagarés, contratos de arrendamiento, etc.
  • Documentos de identidad de todo tipo: pasaporte, DNI, NIE, títulos de viaje, carné de conducir, etc.
  • Documentos oficiales: tarjeta de transporte, tarjeta de la ITV, etc.
  • Documentos confeccionados por procedimientos mecánicos: máquinas de escribir, impresoras, procedimientos de artes gráficas, etc.

La Grafología Como Método Científico

No todo Perito Calígrafo es Grafólogo, no tiene porqué, son dos técnica completamente diferentes; pero en la práctica la Pericia Caligráfica también implica un cierto conocimiento de la ciencia Grafológica. Pero, ¿qué es la Grafología y qué debemos tener en cuenta para basarnos objetivamente en la escritura personal manuscrita?

 

Existen numerosas referencias y citas antiguas que indican la inquietud por la interpretación del carácter de las personas, ya Aristóteles y Demetrio anticiparon que la escritura revelaba el carácter. El sistema de la grafología actual fue creado por el abate francés Juan Hipólito Michón (1806-1881), quien escribió el primer tratado de Grafología que da nombra a esta ciencia. El primer libro sobre Grafología aparecía en Bolonia en el siglo XVII, titulado "Ideografía". En 1622, aparece el tratado de Camilo Baldi, doctor y catedrático de la universidad de Bolonia, que relacionaba la escritura con la personalidad.

 

En 1830, fue el abate Hipólito Michón, quien fundó la Sociedad Grafológica de París y escribió "Los misterios de la Grafología". A él le debemos no sólo el nombre de la Grafología, sino también el primer estudio serio y sistematizado de las escrituras. Fu el verdadero padre de la Grafología universal.

 

De acuerdo con lo indicado por la Real Academia de la Lengua Española, la Grafología es el arte que pretende averiguar, por las particularidades de la letra, cualidades psicológicas de quien la escribe.

grafología empresaria perito caligrafo

Grafología Empresarial

Grafología Educativa

Grafología Educativa


grafología forense

Grafología Forense

grafología privada

Grafología Privada


Adentrándonos en la Pericia Caligráfica

A modo de introducción en este mundo de letras, alfabetos, escrituras y firmas, hemos de reseñar aquellos principios, mal llamados leyes, si atendemos al sentido etimológico de la palabra ley, que precursores en el estudio de escrituras como Solange Pellat en primera instancia yo el profesor Val Latierro posteriormente enumeraron como axioma que rige las disciplinas relacionadas con el estudio de la escritura en todas sus disciplinas (grafología, grafotécnia, pericia caligráfica, etc.).

 

Solange Pellat partiendo de la premisa de que las leyes de la escritura son independientes de los distintos alfabetos que cada idioma puede usar, expone las siguientes leyes enumeradas correlativamente:

  1. El gesto gráfico depende directamente del cerebro. El órgano que escribe es un mero transmisor de las órdenes superiores del cerebro.
  2. Cuando se escribe el yo está en funcionamiento, pero pasa por continuas alternancias de intensidad y debilitamiento de la antención, esto es, la mayor fuerza se produce al inicio del movimiento, es decir, el punto de ataque y la menor intensidad se produce al final, casi como por inercia, lo que produce un debilitamiento del trazo.
  3. No es posible modificar intencionadamente la propia escritura o firmas sin que el trazado no muestre las características propias del esfuerzo realizado en aras de reprimir el auténtico modo de escribir.
  4. Cada persona, posee una escritura que le es propia, le individualiza y por tanto se diferencia de la de los demás.
  5. En las situaciones anormales (difíciles) de escritura, se tiende a realizar un trazado más primario, sencillo o fácil de construir.

Dicho en otras palabras:

  • La escritura procede del cerebro y no del órgano que la ejecuta. Hay una relación incuestionable entre la psique y el grafismo.
  • El complejo anímico y la tonalidad general fisiológica definen o determina la fisionomía del escrito, independientemente del órgano que la ejecuta, si éste está adaptado a una función e independientemente también del alfabeto empleado.
  • Hay causas endógenas y exógenas que repercuten en la escritura.
  • Cuando una persona empieza a escribir,, la parte consciente está muy atenta a medida que avanza en el escrito se vuelve más espontáneo, menos controlado, más inconsciente.
  • Nadie puede disimular simultánemanete todos los elementos de su grafía, variedad de formas, dimensiones, enlaces, presión, inclinación, riqueza gráfica, ni siquiera la mitad de ellos, lo cual es una consecuencia de lo anterior. (Principio de Saudek)
  • No todos los signos gráficos tienen el mismo valor, son más importantes los nos visibles, los poco marcados y los realizados de forma inconsciente pues son los que escapan lo mismo en la imitación que en el disimulo.
  • El alama es un complejo infinito; así como no hay dos almas iguales, tampoco existen dos grafismos iguales realizados por personas distintas.
  • Por mucho que lo pretenda el falsificador o el autor de la escritura disfrazada, es imposible, en escritos extensos, que el subconsciente no le juegue alguna mala pasada, revelando la verdadera personalidad del escrito falsificado o disimulado.

Origen de la Firma

El momento exacto de la utilización de la firma como hoy la entendemos, no se puede precisar con exactitud. La primera referencia a este acto de firmar, nos hace viajar en el tiempo hasta la época en la que Roma alcanza su esplendor como cultura en general y como precursora del derecho actual en particular.

Existía en Roma la figura "Manufirmatio"que se desarrollaba en un acto ceremonial en el que se leía el documento, bien por la persona que lo realiza o bien por el funcionario correspondiente y se estampaba el nombre o símbolo de su autor o en su defecto, lo realizaba el funcionario que le representaba. 

Se siguen en la historia manifestaciones que tienden a perpetuar la firma como medio de reconocimiento de un acto o de voluntad de realizar algo. Así en la Edad Media, los Reyes y nobles analfabetos, utilizaban una plantilla que repasaban y completaban con un garabato más o menos semejante con tinta  "roja" que en latín se traduce como "ruber", "rubra", "rubrum", siendo esta última acepción la que da origen a nuestra moderna rúbrica.

Evoluciona por tanto la firma, a través de signos y escritura más o menos legible hasta nuestros días. La composición de la firma como tal, es de desarrollo personal y de costumbre social geográfica. En España se tiende a firmar con rúbrica mientras que en otros países de nuestro entorno, no es costumbre. La composición es variable dependiendo de la agilidad escritural de su autor y del número de veces que esta persona tenga que firmar. Así por ejemplo, un empleado de banca simplifica la firma o utiliza un visé. 

Fruto de la evolución descrita, podemos considerar la firma, como un acto autógrafo (de mano de su mismo autor) compuesta de conjunto gráfico que incluye letras, dibujos, trazos o grafismos que pueden estar acompañados de otros trazos o dibujos a modo de rúbrica que cumple la función integradora de identificación y compromiso. La Firma es la impronta gráfica de la persona que la distingue e identifica de los demás.

De la anterior definición, se desprenden como dos características fundamentales:

La identificación: por la cual una persona determina su identidad haciéndose acreedor de unos derechos o garante de unas obligaciones.

El compromiso, entendido como un acto de voluntad de asumir el contenido del documento que firma.

Se produce por tanto una interrelación entre la persona y su impronta en forma de firma, que permanecerá unida y producirá efectos sociales, económicos y jurídicos a pesar de la escasa atención que le brinda el legislador.

A medida que los humanos evolucionamos, se han producido entramados tan complejos como numerosos, tanto a nivel mercantil, como a nivel social, laboral o cualquier ámbito que queramos definir en una civilización desarrollada. De este devenir de los acontecimientos, surgen otras formas de ¨firma¨ que exceden de la definición que ofrecíamos. Encontramos por ejemplo la firma estampada por medios mecánicos (sellos u otros) o ediciones facsímile, máquinas de firma, etc. Estas firmas ¨no autógrafas¨ presentan la particularidad de que han de ser reconocidas previamente por las partes intervinientes en el intercambio de derechos y obligaciones.

Y así nos situamos en el momento actual, en el que se produce la aparición de la firma electrónica o digital que si bien produce los mismos efectos jurídicos que la autógrafa y puede ser admitida como prueba judicial, precisa necesariamente de dos premisas básicas:

- Con carácter previo se ha producido un consentimiento expreso para su configuración y posterior utilización y

- Para ser utilizada en el medio Judicial, necesariamente se pasa a documento escrito.

 

 

 

 

 

 

 

 

A modo de introducción